Estudio demuestra la necesidad de actualizar la regulación europea sobre las nuevas técnicas genómicas

EU-SAGE
Categorías
Highlights, News

Acaba de ser publicado un amplio estudio de la Comisión Europea en el que se revisa el estado del arte de las nuevas técnicas genómicas (NGT, New Genomic Techniques), así como la situación legal en Europa de los productos desarrollados con dichas técnicas y sus aspectos éticos y de seguridad. Dicho estudio puede consultarse en el siguiente enlace: https://ec.europa.eu/food/plant/gmo/modern_biotech/new-genomic-techniques_en

El estudio concluye que los productos desarrollados mediante las NGT pueden contribuir significativamente al desarrollo de una agricultura sostenible y que la legislación europea actual al respecto (legislación del 2001 sobre Organismos Modificados Genéticamente) no se encuentra adaptada a dicho propósito, por lo que sería necesario adaptar dicha legislación para que contemplara adecuadamente los desarrollos científicos y tecnológicos de las NGT.

El IBMCP, como miembro de EU-SAGE (EUropean Sustainable Agriculture through Genome Editing), una organización que agrupa a 134 centros de investigación en plantas, celebra la realización y publicación de dicho estudio, y agradece al Consejo de la Unión Europea la petición del mismo. Para llevarlo a cabo, la Comisión Europea ha recopilado gran cantidad de información procedente de ENGL, EFSA, JRC, EGE, los estados miembros de la Unión Europea y un amplio rango de grupos de interés. Ello es una muestra de la importancia que la Comisión Europea otorga a este asunto. Desde EU-SAGE hemos manifestado en distintas ocasiones la necesidad de una aplicación proporcional y no discriminatoria de la Ley que fomente la innovación e impulse la mejora de los cultivos como parte fundamental de la transición a un modelo de producción agrícola más sostenible, en línea con los objetivos del Pacto Verde Europeo (European Green Deal) y la estrategia "De la granja a la mesa" (Farm-To-Fork).

Los miembros de EU-SAGE manifestamos nuestra disposición y deseo de trabajar en este importante asunto junto con la Comisión Europea y todos los restantes grupos implicados, sobre la base de los resultados presentados por el estudio hoy publicado. Es el momento, y tenemos las herramientas adecuadas, para realizar la transición a una política europea sobre mejora de los cultivos que sea responsable y que garantice el futuro de todos.